Viajes y Cosas Así

Máncora: 20 fotos de este destino playero del Perú

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Atardecer en Máncora

Nuevamente es hora de pisar el acelerador viajero, y en este caso es turno de realizar un viaje que tenía pendiente desde hace muchísimo tiempo: conocer Perú y Bolivia (y probablemente Paraguay). Fue el 12 de marzo cuando volé hacia la ciudad de Guayaquil, para luego tomar un bus que me llevara a Máncora, primer destino del Perú que tenía en la lista de sitios a visitar.

Mucho antes de estar en Máncora, había escuchado todo tipo de comentarios del gran parecido que tiene con el pueblito playero de Montañita, Ecuador. Para el que no sepa, ambos lugares son poblados costeros, cuyas playas son ideales para practicar el surf.

Además, está el gran ambiente fiestero de sus bares y restaurantes, los cuales se intensifican durante los primeros meses del año cuando hordas de argentinos, chilenos y europeos arriban para alojarse por días o hasta semanas.

No quisiera hacer comparaciones entre estos dos pueblos, porque la verdad es que dependerá de cómo te sientas en cada uno. En lo personal, Máncora ha pasado por mí sin pena ni gloria.

Quizá porque me hice demasiadas expectativas, o porque no hay mucho de lo que me gusta hacer (senderismo y snorkel son una de ellas) o tal vez por la cantidad insoportable de mosquitos con los que he tenido que batallar cada noche.

Al mismo tiempo, tampoco puedo decir que todo ha sido negativo en Máncora, ya que en la semana que llevo alojado me he hecho bastantes amigos mochileros, incluso de personas locales que han sido muy amables en todo momento.

Como en cada viaje que realices en tu vida, te vas a topar con destinos que te gustarán a morir, otros que te agradarán sin robarte la calma, y estarán los lugares por los que pagarás por salir huyendo lo más rápido posible. En cuanto a Máncora, como dije antes, ni frío ni calor. Habiendo dicho esto último, tendrías que venir en persona y descubrir si te llega a encantar o no.

Lo importante al final del día es sacar el mayor provecho que puedas, estés donde estés, y eso es lo que he venido haciendo al mostrarles las siguientes imágenes que deseo compartirles, las cuales tomé en Máncora y en la vecina playa de Punta Sal:

Barcos pesqueros anclados en las cercanías del puerto de Máncora.


Faro localizado en lo alto del pueblo.

IMG_0009Una parte de la calle principal.


Calle que lleva al malecón.


Algunos de los bares que abundan en la zona de la playa.


La playa principal de Máncora.


Uno de los tantos surfistas que aprovechan las olas de la playa para practicar este deporte.


Hospedajes coloridos cerca del área del puerto.


Sin duda, uno de los mejores letreros que haya podido toparme en este viaje.


Un habitante permanente de las playas de Máncora: el cangrejo.


El hospedaje La Casa de José, muy popular en la playa de Punta Sal.


La playa de Punta Sal, la cual tiene una longitud de más de 2km.


La zona este de Punta Sal, y al fondo están las instalaciones del Decameron.


Vendedores ubicados a lo largo de la playa de Punta Sal.


Instalaciones del Royal Decameron Punta Sal.


Así es la vista al viajar en un mototaxi.


Vendedor de jugo de frutas cerca del área del mercado.


Por la rapidez y falicidad que conlleva usarlo, en Máncora hay más mototaxis que carros.


Zona del mercado público, en donde hallarás muchísimas cosas baratas.

¡Obtener Actualizaciones gratis por correo electrónico!

Regístrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que publique contenido nuevo.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

Nunca voy a regalar, intercambiar o vender tu dirección de correo electrónico. Podrás darte de baja en cualquier momento.

2 Comments
  1. Bejamin 7 años ago

    Amigo,
    He estado 2 años seguidos en Mancora , una en Enero y otra en Marzo y debo decir que has elegido una muy mala fecha para tu viaje.

    La vez que fui en Enero me encantó pero cuando fui en marzo sólo quería arrancar.

    Saludos.

    • Author
      Osvaldo 7 años ago

      Totalmente cierto Benjamin. Es más, me comentaron que arribé a Máncora justo cuando comienza la temporada baja, lo que es sinónimo de menos gente y más aburrimiento 😀

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Log in with your credentials

Forgot your details?